martes, 8 de diciembre de 2015

La navidad.

Hola lectores! Ahora que empieza la navidad, quiero empezar a estar mas activa y a crear un pequeño especial navideño. No se cuando subiré entrada, menos hasta el 18, que subiré minimo una a la semana. Y, una vez aclarado esto, empecemos.
Que mejor comienzo de un especial navideño que hablando de la navidad? Bien, muchas personas odian el frio y el invierno, y prefieren el calor veraniego. Sinceramente, el invierno es mi segunda estación favorita, amo el frio y, por lo tanto, cual es mi época preferida? NAVIDAD.
Cuando pienso en el invierno, pienso en una tarde lluviosa. En el sofá, con una mantita y un buen libro o película, acompañados de un chocolate caliente. Las gotas de agua repiqueteando en mi ventana, el calorcito agradable de una estufa. Para mi, no hay mejor plan casero que ese. También, pienso en risas, si, las de unas adolescentes cayendo de culo en una pista de hielo porque no saben patinar. Pienso en momentos en familia, instantes compartidos de felicidad. Pienso en alguien especial que viene a mi casa todos los años, y que no es Papá Noel, lo que me hace inmensamente feliz. En compartir sonrisas, las de un niño que, con ilusión, abre un regalo. En un espíritu, el de la navidad, uno que aunque no veo, lo siento cada vez que llega diciembre. Porque a mi me llena de alegría el pasear una fría mañana abrigada hasta arriba con bufanda, guantes y gorro, sabiendo que puedo ir en un coche con calefacción, pero disfrutando de un dia que, aunque parezca horrible, tiene algo especial que solo hay que buscar, pero siempre en el momento adecuado. Creo firmemente en la luz, la que sale de una cena en familia en nochebuena, compartiendo esos momentos únicos que solo vives una vez al año. Y por que no creer también en una estrella, la que cuando eres pequeño solo quieres alcanzar en lo alto del árbol. Y cuando llega el momento de acostarse, el 24 de diciembre, solo puedes pensar que en tu salón hay regalos, y no puedes evitar levantarte a las 7 de la mañana del dia 25 para ir corriendo, con tus pequeños pies enfriados por andar sin calcetines, a abrir regalos llenos de ilusión. Y puede que todo esto suene infantil, pero asi es. Esta época mágica es muy infantil, porque hasta los mas adultos conservan su niñez cuando abren un regalo, rien como niños en familia y todos, todos, construímos de la navidad recuerdos maravillosos, que nos hacen felices, por muy desdichados que seamos. La navidad es, simplemente, una época llena de amor.